La comunidad parroquial de Rodeo del Medio lleva la alegría del patio y la Buena Noticia a las calles.

Jóvenes y adultos de la Parroquia María Auxiliadora en Rodeo del Medio se han integrado desde el espíritu salesiano de familia para acompañar a la comunidad en estos tiempos. Son varias las actividades que, aun con la dificultad de la pandemia, lograron realizar para acercarse a muchas familias y acompañarlas generosamente.

Con motivo de la fiesta de Don Bosco visitaron el barrio Unidos por una esperanza. A lo largo de cuatro días, hicieron misión y oratorio, llevando la alegría salesiana a los rostros de los niños. También se sumaron los barrios 23 de agosto, 24 de agosto y 25 de mayo.

Siguiendo al Papa Fracisco, la propuesta fue “hacer lío” en las calles de Rodeo del Medio. Hubo juegos, cantos, entretenimiento y una rica torta. Las mamás de Cáritas acercaron ropa y calzado en buen estado para quien lo necesitara.

En la última jornada, previa a la fiesta de Don Bosco, se realizó una olla popular. El chef Javier Sosa unió sus manos a las de Cáritas y el MJS para preparar un arroz con pollo, mientras los niños seguían jugando.

Desde la obra agradecieron a todos los que colaboraron de alguna manera para que esta fiesta fuera posible. Porque oratorio y misión son la misma cosa.






0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.