Aunque faltan poco menos de cuatro meses para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, y un poco menos de cinco meses para los posteriores Juegos Paralímpicos, la Familia Salesiana de Brasil ya está celebrando algunas victorias: las más bellas, las de sus muchachos. Entre los atletas seleccionados para llevar las dos antorchas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, hay, en efecto, dos estudiantes de los institutos salesianos: Eduarda y Jéssika.

Eduarda dos Santos, 16 años, es una estudiante y nadadora del Instituto Salesiano en Salvador, Estado de Bahía. Ha recibido una carta de convocatoria del Comité Olímpico Brasileño (COB) para llevar la antorcha olímpica de Río 2016 en la jornada del 24 de mayo, cuando la antorcha pasará por la ciudad de Salvador. Y a pesar de que faltan todavía varias semanas, ya se ha comprometido a seguir las directrices del Comité.

Eduarda es una de las promesas olímpicas del mundo de la natación de Bahía. «Hacer natación en el Instituto Salesiano es importante para mí, porque vivo cerca de la escuela. Creo que lograré participar en los Juegos Olímpicos de 2020 y quiero aportar medallas al Brasil. La natación es parte de mi vida, me dará un futuro prometedor y muchas oportunidades «, dice la chica.

Otra estudiante salesiana seleccionada es Jéssika Azevedo, de tan sólo 13 años de edad, estudiante en el centro educativo salesiano de Natal. Su tarea será llevar la antorcha paralímpica durante su paso por el estado de «Rio Grande do Norte».

Alumna de 8º año, Jéssika es paratleta en el deporte de bolos y dice estar muy satisfecha con la selección y también sorprendida. «Yo sabía que estaba preseleccionada, pero cuando me lo han confirmado, no me lo podía creer», dijo.

Jéssika es todavía demasiado joven para participar en los Juegos Paralímpicos de Río, pero dijo que se está entrenando para un torneo escolar nacional, que tendrá lugar a finales de año, en el que representará a la escuela salesiana en Natal.

Eduarda y Jéssika, dos muestras de la atención salesiana en el mundo del deporte. Como dijo Papa Francisco el 21 de de junio de 2015 en Valdocco: «¿Qué hacía Don Bosco? El deporte, porque el deporte te hace un ser social, te anima a una competencia sana, te lleva a la belleza de trabajar juntos».

Fuente: ANS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.