[vc_row][vc_column][vc_column_text]La parroquia María Auxiliadora de Rodeo del Medio junto a Cáritas Juvenil se propone sensibiliizar sobre realidades de vulnerabilidad, a fin de lograr un compromiso activo. [/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwd2lkdGglM0QlMjI1NjAlMjIlMjBoZWlnaHQlM0QlMjIzMTUlMjIlMjBzcmMlM0QlMjJodHRwcyUzQSUyRiUyRnd3dy55b3V0dWJlLmNvbSUyRmVtYmVkJTJGQnBYTXhGY1hkQlElMjIlMjBmcmFtZWJvcmRlciUzRCUyMjAlMjIlMjBhbGxvdyUzRCUyMmFjY2VsZXJvbWV0ZXIlM0IlMjBhdXRvcGxheSUzQiUyMGNsaXBib2FyZC13cml0ZSUzQiUyMGVuY3J5cHRlZC1tZWRpYSUzQiUyMGd5cm9zY29wZSUzQiUyMHBpY3R1cmUtaW4tcGljdHVyZSUyMiUyMGFsbG93ZnVsbHNjcmVlbiUzRSUzQyUyRmlmcmFtZSUzRQ==[/vc_raw_html][vc_column_text]

«Desde Cáritas Juvenil, en la Parroquia María Auxiliadora (Rodeo del Medio), se intenta hacer experiencia de una caridad resignificada en los modos de estar cerca, -dice Marcio, pastoralista en la Obra Salesiana- nos cuidamos y cuidamos a los demás».

Actualmente, jóvenes de nivel secundario y universitario se convocan semanalmente para:

-Generar una red de asistencia con los comerciantes de la zona y reunir los insumos necesarios para los proyectos.

-Articular con el equipo coordinador de cáritas parroquial, para sostener las acciones que las señoras mayores no pueden llevar adelante por las restricciones de la pandemia. Por ejemplo: envasado y etiquetado de dulces y vino (para recaudar fondos).

-Cocinar y entregar las tortitas que utiliza el Merendero Rayitos de Esperanza (B° Unidos por una Nueva Esperanza).

-Crear material audiovisual para motivar a sus pares y reunir nuevos voluntarios que aporten desde sus experiencias o estudios.

-Llevar adelante reuniones donde se intenta leer desde la fe, la realidad actual, en especial la de los que menos posibilidades tienen.

 

Este fue el punto de partida para comenzar a pensar la producción de un audiovisual que refleje la situación de necesidad que hoy viven miles de familias. Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad y realizar un llamado a la acción, los jóvenes y el párroco -P. Lucas sdb- se encaminaron hacia el nuevo proyecto.

 

«Cuando el padre Lucas me ofreció la idea de hacer este pequeño documental, para mi fue un nuevo desafío, ya que no estaba acostumbrado a este tipo de proyectos», comenta Bejamín.

Explica que la razón por la cual aceptó es porque «sentía que le estaba aportando mi granito de mostaza a la Familia de Laura, con lo poco, que fue simplemente grabar el documental y luego charlar de la vida».

Los nervios y las ansias consumieron al joven todo el camino de ida.

«Iba con otra perspectiva, con ganas de preguntar de todo. Llegamos y los hijos de Laura salieron a recibirnos con mucha alegría, y sí, aunque parezca de menor importancia, ahí esta el motivo del por qué siempre quiero ser parte de este tipo de proyectos».

 

Al encontrarse con una realidad diferente a la propia, Benjamín cuenta que agradeció los regalos de Dios en su vida; comprendió que la necesidad es cotidiana para muchas personas y que por eso mismo, no se trata de algo ajeno.

 

«Pude observar y escuchar a través las palabras de Laura, las ganas que tiene siempre de salir adelante y eso es muy admirable, no muchos tienen esa fortaleza.

 A veces no hay que ser un super héroe para aportarle algo a alguien, con simples acciones podes cambiarle el día a una persona.

Los invito a animarse a tomar nuevos desafíos y aportar su granito de arena. ¡TODOS LOS DÍAS PODEMOS HACER ALGO POR ALGUIEN!»

 

Colaboración de:
P. Lucas Vilte sdb
Marcio Aznar
Benjamín Villegas
Cáritas juvenil

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.