Sra. María de los Remedios Unzué de Alvear

Conocida en la alta sociedad porteña como «la Beba Alvear» nació en Buenos Aires el 21 de noviembre de 1862. Contrajo matrimonio con Ángel Torcuato del Corazón de Jesús de Alvear Pacheco (hermano de quien fue el presidente de la Nación, Marcelo Torcuato de Alvear), de quien quedó viuda en 1905. Fue presidente de la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires y la Caja Dotal para Obreras. Colaboró con el Patronato de la Infancia, el Enfermo de Lepra, el de Liberados, la Liga Argentina contra la Tuberculosis y otras entidades. Vivió largos períodos en la mansión construida en su estancia «San Jacinto» donde organizaba reuniones de agasajo a las personalidades locales y extranjeras que la visitaban. En el partido de Rojas hizo construir el hospital, la iglesia y los asilos de ancianos y huérfanos. En el partido de General Arenales donó 500 hectáreas para el pueblo de Ferré y el Colegio Salesiano. En Carabelas construyó la escuela y la capilla.

Donó terrenos para escuelas en Pergamino y Colón y para los pueblos de La Beba y La Angelita. Con su esposo construyeron en Luján el Instituto Alvear. Fue una de las organizadoras del Congreso Eucarístico Internacional de 1934. Construyó el Templo de Santa Rosa de Lima en Buenos Aires y le otorgaron la Orden del Sol del Perú. También fue distinguida con los títulos de condesa y marquesa pontificia, y la Orden del Santo Sepulcro.

Falleció en Buenos Aires el 18 de febrero de 1950 a la edad de 88 años. El gobierno de turno impidió que sea enterrada en la iglesia Santa Rosa de Lima en Buenos Aires (tal su derecho como marquesa pontificia). Luego de la victoria de la Revolución Libertadora sus restos descansan en dicho templo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *