La comunidad salesiana de Formosa tomó un rol activo en la situación de emergencia, con campañas, relevamientos y distribución de mercadería.

 

Desde que se decretó la cuarentena y el aislamiento preventivo obligatorio, como comunidad salesiana de Formosa, nos sentimos desafiados en cuidar a los hermanos, a los trabajadores y docentes y a los chicos con sus familias.

 

 

Los primeros días intentamos concientizarnos y concientizar en el cuidado y la importancia de quedarse en casa, acompañar para que les llegaran las tareas y ver cómo seguir alimentando la fe con la trasmisión de la Misa a través de Radio Manantial y las redes sociales.

También fuimos haciendo pequeños videos de animación, intentando interpretar lo que las familias y nuestros niños, adolescentes y jóvenes viven en sus casas.

 

 

Con el pasar de los días, notamos que muchas familias estaban en extrema necesidad al no tener la posibilidad de ir a trabajar, ya que se dedican a trabajos informales. Intentamos entonces hacer un relevamiento, vía WhatsApp, de las familias que se encontraban en serias dificultades. Ese relevamiento, dio como resultado 217 familias.

 

Enseguida lanzamos una campaña de solidaridad, pidiendo recursos económicos para mercadería. Se están armando bolsones y entregando en algunos casos en el mismo Hogar Don Bosco y en el centro Namqom y otras las llevamos a domicilio.

 

 

Muchísimas gracias por la preocupación. Las necesidades son muchas, todo lo que pueda llegar será bienvenido. ¡Gracias grande!

Los salesianos de Formosa

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.