En consonancia con la desestabilidad que desencadenó la pandemia en los barrios más humildes, los jóvenes del MJS de la comunidad de la Obra Salesiana de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos (pcia. de Buenos Aires) tuvieron la iniciativa de recaudar alimentos y artículos de limpieza para luego poder distribuirlos a las distintas familias de tres de los tantos barrios carenciados de la ciudad.

Esta propuesta surgió de la inquietud de varios jóvenes (luego de dictarse la cuarentena obligatoria) acerca de qué manera podían sustentarse las familias que se mantienen de hacer changas en la calle y trabajos precarizados.

 

Todos estuvimos de acuerdo en que no podíamos quedarnos de brazos cruzados ante una situación de tal magnitud, y decidimos comenzar la campaña.

 

 

En un principio, surgieron dificultades ya que las personas que querían colaborar con alimentos debían acercarse al Colegio Don Bosco o a los distintos animadores referentes pero también se encuentran en situación de aislamiento obligatorio. Surgió entonces la idea de contactar al P. Matías Pérez, sacerdote diocesano de la Parroquia María Madre, que realiza una gran labor en distintas obras de caridad durante todo el año. Comenzamos a trabajar en red con su parroquia y realizamos una campaña en común.

 

Con la colaboración de los vecinos de distintos sectores de la ciudad, la Municipalidad y la
Inspectoría Argentina Norte, se logró armar alrededor de cien bolsones de alimentos y artículos de limpieza, destinados a las familias más humildes de los barrios Del Carmen, Cooperación y Cavalli.

 

 

Más allá de la tristeza que genera la situación actual que vivimos, se pudo rescatar la empatía y solidaridad de poder compartir un poco de Cristo con las familias, un Cristo que acompaña incluso en las adversidades más dolorosas y nos da esperanzas.

 

«Varias familias nos agradecían diciendo ‘¡Que Dios te bendiga!’, lo que nos hizo dar cuenta de que estábamos comenzando una Semana Santa diferente, pero con un Cristo más vivo que nunca” fueron las palabras de uno de los animadores oratorianos.

 

En nombre de la comunidad educativa Salesiana de San Nicolás, se agradece de todo corazón a aquellos que colaboraron con la campaña.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.