El pasado 24 de mayo en todo el mundo se festejó el día de la Virgen María Auxiliadora, la patrona de los Salesianos, y la figura materna a la que Don Bosco le confió toda su obra.

En San Luis los festejos estuvieron a cargo de los colegios Don Bosco y María Auxiliadora.
La gran fiesta de la Virgen comenzó en el Colegio María Auxiliadora con la peregrinación que atravesó distintas calles de la ciudad, y culminó en el Colegio Don Bosco con la celebración de la misa y un chocolate preparado por los Cooperadores Salesianos y los padres de la Unión de Padres de Familia (UPF).
“Viva la Virgen” gritaban los Nativos y Castelaros (nombres de las promociones de los chicos del último año de cada escuela) quienes también llevaron la imagen de la virgen durante la marcha.

Durante la caminata por calle Tomás Jofré, se observó cómo la gente salía de sus casas para aplaudir a la Virgen y para unirse a la multitud que la acompañaba cantando al ritmo de los jóvenes del Rejunte Salesiano. Al llegar al Colegio Don Bosco la Murga Famesiana (grupo del colegio María Auxiliadora) recibió a la gente con música y muchos colores.
Se estima que más de mil personas participaron en la fiesta de la Virgen, que comenzó con la peregrinación y finalizó con la misa en el nuevo polideportivo “I Becchi” del Don Bosco.

Nota: Martín Grippo
Fotos: Agustín Puig

Curuzú también dijo presente

Corrientes. Por su parte la familia Salesiana de Curuzú Cuatiá vivió con intensidad el mes de María Auxiliadora con diferentes actividades, tanto en el Colegio San Rafael como en la parroquia y actividades juveniles.
Desde el sector escolar, decoraron el patio con diferentes advocaciones a María, cuyos trabajos fueron realizados por los alumnos y docentes de la Primaria y la Secundaria.

El domingo 22 de mayo, se realizó la Peregrinación al Monumento de Nuestra Madre Auxiliadora. Contando con la participación de feligreses, alumnos del Colegio San Rafael y del Instituto María Auxiliadora. Las tres parroquias y las CEBs dijeron presente en una jornada muy especial.

La celebración fue precedida por el párroco Padre Mario Adamo, un diácono y un seminarista. También asistieron el Padre Oreste Barra, el Padre Antonio Tiberi y el Padre Sergio Gon.
Al finalizar se compartió un rico chocolate.

Por  P. Oreste Barra   y  María Mercedes Aguilar

 

0 comentarios