Algunos jóvenes salesianos, del Posnoviciado y del Teologado, acompañan el desarrollo del capítulo con tareas auxiliares. En un momento de pausa y ya en el tercer día del Capítulo, les preguntamos por dos cosas que más les estén llamando la atención dentro de esta experiencia. Estas son sus respuestas:

Richard Godoy:
Me impacta ver la cercanía que hay entre los hermanos y, por otro lado, la seriedad con que afrontan los temas.

Julian Arroyo:
El espíritu de familia. Se nota que es encuentro de hermanos.
Hay un deseo sincero de crecer en coherencia en todos los aspectos de la vida.

Alejandro Jorrat:
Es evidente el deseo de hacer opciones de fondo respecto a lo que somos y aportamos. No sólo en lo que hace a cada uno sino mirando a la globalidad de la inspectoría, a cómo entre todos testimoniamos a Don Bosco.
A la vez es natural percibir algo de temor, de aferrarse a seguridades, pero lo que más pesa es la invitación a jugarse.
¡Y una tercera cosa! … fuimos antes ACO y ARO, pero cada vez crece más la identidad como una sola inspectoría.

Otto Kalenberg:
Una cantidad importante de salesianos muy jóvenes, muy empeñados cada uno en su obra.
Lo veo como una linda oportunidad para conocer más a la inspectoría.

Juan Gani:
Impresiona cómo en grandes temas hay una notable convergencia, más allá de algunas diferencias entendibles pero que no son de peso.
Es notorio en las intervenciones de los hermanos cómo se tiene interiorizado lo del CG 27, lo del capítulo Inspectorial anterior, los aportes enviados por las comunidades.

Firma: ECSI ARN

0 comentarios