El 31 de enero es la fecha en que Juan Bosco partió al cielo. Y en esa misma fecha, a través de aquellos que profesan como salesianos, nosotros queremos expresar nuestra certeza de que Don Bosco sigue vivo, que su misión se prolonga, que su rostro y su estilo educativo quieren seguir presentes por medio de jóvenes que son llamados a imitar a Jesús con el estilo de Don Bosco.

Concelebrada por una veintena de salesianos, la misa fue presidida por el P. Inspector, Manuel Cayo. También estuvo presente el Regional, P. Natale Vitali. Ambos, en sus intervenciones, destacaron y agradecieron a las familias de los nuevos salesianos.

Gastón Flores, Mauricio Calgaro, Jordi Prina, Maximiliano Díaz, Gonzalo Morán, Damian Ibarra y Rubén Sotelo ( de izquierda a derecha de la foto).

Con el corazón, estos nuevos salesianitos, se unieron a otros hermanos suyos que en países vecinos realizaron también su primera profesión, aquellos que fueron sus compañeros de Noviciado: Juan Manuel de Uruguay, Rodrigo de Paraguay , además de Emmanuel y Boris de Chile.

Por P. Ángel Amaya

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.