Hace pocos meses, Francisco nos ha regalado una carta que es tan preciosa, como nutritiva y que sin duda hará historia. Es su carta sobre la realidad de la familia. Es AMORIS LAETITIA, la alegría del amor.
Nuestro Boletín Salesiano, en las ediciones de julio, agosto y setiembre, ha dedicado una nota cada mes a esta carta pastoral. Aunque dichas notas llevan mi firma, aclaro que se inspiran en la mirada y los conocimientos de otros que son valiosos expertos , algunos en teología pastoral y otros en temas de familia.

En definitiva, a lo que apunto es a sugerirles que hagan todo lo posible por conseguir el texto de la carta. Vale la pena leerla. Todos, de una u otra manera, estamos involucrados en el tema familia.
La carta, nacida de la mirada y la pluma de un verdadero pastor como es Francisco, contiene elementos muy afines a la mirada compasiva y la contención amable que se espera de todo seguidor de Don Bosco, sea cual fuere su vocación o lugar en la sociedad.
Ningún cartero llamará a tu puerta para entregarte la carta. Tienes que ir por ella.

Leerla no sólo alimenta la mente. También dilata el corazón.

P. Ángel Amaya

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.