[vc_row][vc_column][vc_column_text]Buenos cristianos y honrados ciudadanos. El lema que motiva este 2020 no nos deja permanecer indiferentes ante el impacto que causamos en el Planeta.

 

[/vc_column_text][vc_column_text]

Existe una política dentro de nuestro Proyecto Orgánico Inspectorial (POI) que nos invita a “promover el cuidado de la casa común a través de instancias de formación, concientización y elaboración de proyectos, que  permitan incorporar la dimensión ecológica en las propuestas Educativas Pastorales Locales e Inspectoriales”. Esta línea de acción se traduce en un nuevo desafío para la Inspectoría de Argentina Norte Artémides Zatti: incorporar un nuevo punto de vista transversal a las diferentes acciones, proyectos y espacios que creamos y habitamos.

Esta mirada es la que nos permite reconocernos parte de la Creación de Dios y por ello, seres privilegiados, hijos muy queridos. Como tales, no podemos permanecer indiferentes ante el impacto que causamos como especie en el planeta que es nuestra casa.

Fotografía: P. Julio Ramos SDB

 

Desde nuestra Oficina de Planificación y Desarrollo Inspectorial (OPDI), comenzamos a acompañar las diferentes obras salesianas de Argentina Norte en tres aspectos clave: económico, social y ambiental. De esa manera, asumimos el compromiso de trabajar diariamente por favorecer a los destinatarios preferenciales de la misión de Don Bosco, nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes, especialmente en la protección de sus derechos.

Sofía, politóloga y miembro del equipo de gestión de proyectos, explica:

«El derecho a un ambiente sano es fundamental para el desarrollo digno del ser humano; y es por eso que nuestro trabajo en nuestras casas salesianas tiene que privilegiar a redes de trabajo y sinergias que hagan opción por propuestas innovadoras para la sensibilización, formación y acción por la naturaleza.»

 

 

Sin embargo, la OPDI no trabaja de manera individual, sino que se promueve la alianza con otros organismos y entidades, a fin de crear redes que beneficien a jóvenes en todo el mundo.

La Alianza Verde de Don Bosco (Don Bosco Green Alliance) contribuye a nivel internacional como un colectivo de jóvenes líderes que impulsan acciones para preservar y cuidar el planeta Tierra.

Por otro lado, la Agenda 2030 de Naciones Unidas propone los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos representan principios básicos para poner fin a la pobreza, proteger el ambiente y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. La hoja de ruta planteada tiene relación con los desafíos ambientales, sociales, políticos, institucionales y económicos con que se enfrentamos actualmente.

 

 

“Laudato Sí” es un documento clave, donde el Papa Francisco nos invita a reflexionar sobre la importancia del cuidado de nuestra Casa Común:

«¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan?

Lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá.»

 

 

Como salesianos y con los jóvenes como protagonistas, tenemos que comprometernos en trabajar, aunar esfuerzos y fortalecer alianzas para el beneficio de los otros, en búsqueda de una sociedad más justa, inclusiva, sustentable e igualitaria. Teniendo la claridad de no dejar nadie atrás, tenemos que contribuir tanto al pensamiento como a la acción para buscar un ambiente seguro y el cuidado de la vida.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.