Como en casa: así fue el Camp-Ibecchi en Concepción del Uruguay

Jóvenes del MJS vivieron un “I Becchi” especial: acamparon durante 5 días y cerraron de la mejor manera el 2022.

La experiencia I Becchi nos remonta a los orígenes del carisma, al centro de inspiración del primer oratorio: la casa de Juanito Bosco. Está destinada a animadores del MJS que comienzan a conocer las raíces de esta gran familia y que desean unirse a ella. Por eso, el I Becchi es para ellos oportunidad de mirar en retrospectiva la propia vida y descubrir las motivaciones o acontecimientos que les han acercado al patio.

En la Obra de Don Bosco de Concepción del Uruguay, los integrantes del MJS decidieron combinar los fundamentos de esta experiencia formativa con una propuesta diferente: un campamento que a la vez sirvió como broche de oro a un año intenso de actividades. A 60 km de sus hogares, “el clima de familia no faltó en ningún momento, te sentías en casa”, destacó Cecilia, una de las participantes.

 

Sobre lo que dejó el CampIbecchi, Ceci dice: “me brindó muchas herramientas para poder comenzar el 2023 con mucha energía y ganas de hacer del patio el oratorio que Don Bosco soñó. Me ayudó a tomar dimensión de lo inmenso que es el amor de Don Bosco hacia nosotros, la importancia de ser amados pero a la vez darnos cuenta que somos amados”. 

Los salesianos creemos que esa conciencia del amor de los educadores -reflejo del mismo Dios- es lo que nos sirve de ejemplo y nos impulsa a hacer el bien “mientras estemos a tiempo”, como decía Don Bosco. Por eso, la comunidad de SDB acompañó en todo momento a los jóvenes y los animaron con música, celebraciones, mates y palabras al oído.

“Ese ambiente de familia en el que abunda el amor fraternal es lo que quiero hacer llegar a las pibas y a los pibes, -concluye Ceci-. Es lo que Don Bosco quería y es lo que se logra con este tipo de experiencias. Creo que después de este campamento somos todos conscientes del amor y lo importantes que fueron, son y serán los jóvenes para Don Bosco”. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *