Damasco, Siria. El 20 de junio pasado empezaron las actividades de verano 2016 de los Salesianos de Damasco, titulado “Alégrense con mi misericordia”. Más de 1200 inscritos en el oratoria de diferentes edades: 250 niños, 500 adolescente de secundarias, 250 adolescentes y 200 estudiantes universitarios. Una misión salesiana en medio de la guerra que continúa, una misión basada en la educación, porque la educación es la esperanza. «Ahora, para nosotros es nuestra misión es estar entre los jóvenes que necesitan que alguien les dé una señal de vida y esperanza, alguien que confirme que la vida no puede morir”, explica el P. Dani Gaurie, sdb. “El oratorio se ha convertido en un refugio de paz y tranquilidad, lejos de los sonidos de la guerra y de la muerte” enfatizó el P. Mounir Hanasci, sdb. “Vamos a continuar nuestra misión que tiene una gran confianza en el presente y en el futuro, una confianza que nos da fuerza para continuar”, concluye el P. Guarie.

Fuente: ANS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.