En el marco del proyecto «Prevenir para cuidar la vida», niños y niñas de diferentes casas salesianas recibieron talleres de capacitación en temáticas ambientales.

En alianza con Grupo BBVA  y Cascos verdes.

Como Salesianos nos unimos en alianza con el Grupo BBVA y la asociación Cascos Verdes para el dictado de capacitaciones y talleres de educación ambiental. En pos de la inclusión social de personas con discapacidad y la preservación del planeta, es que tomamos parte en un trabajo que buscó fortalecer la integración y permanencia de jóvenes en contextos vulnerables dentro del sistema educativo.

Durante el mes de septiembre, ambas organizaciones brindaron talleres de capacitación virtual en compost y 3R -reducir, reciclar, reutilizar- y separación de residuos.

La primera experiencia fue un taller virtual de compost brindado por educadores ambientales de Cascos Verdes a 45 niños y niñas de sexto grado del Colegio Parroquial Ceferino Namuncurá de Salta. Para introducir la temática, la formación comenzó con una parte teórica que aborda los beneficios y el impacto ambiental positivo de hacer compost en los hogares. Luego vino la parte práctica, en la que niños y niñas avanzaron paso a paso en las distintas etapas del compost.

El segundo taller contó con la presencia de 15 niños y niñas del Colegio San Antonio de Padua de Córdoba y 15 del Colegio Pio XI de Corrientes. El título de esta capacitación fue: “3R y Separación de Residuos”.

Ambos talleres complementaron la teoría con prácticas ambientales para que los niños y niñas tomen un rol activo, difundiendo un mensaje de inclusión y de cuidado ambiental. La realización de estas capacitaciones es un ejemplo claro de cómo los Salesianos nos involucramos de lleno en acciones que favorecen el cuidado de la casa común y contribuyen a un estilo de vida sustentable, austero y sencillo.

Agostina Sánchez, animadora de la Casa San Antonio de Padua, coordina el proyecto y expresa la importancia de contar con instancias formativas como las llevadas a cabo por Cascos Verdes y BBVA:

“Nos encontramos en un punto de la historia en que la sensibilización y formación en temáticas medioambientales son esenciales… prioritarias para todas las instituciones y organizaciones, pero cuando de niños/as se trata el desafío es doble».

Además, asegura que «generar instancias de taller para infancias implica captar su atención, y procurar dejar un mensaje claro y desafiante que los/as invite a replicar lo aprendido en su vida diaria; y sin dudas los/as jóvenes de «Cascos Verdes» lo saben muy bien. Es por ello que la jornada compartida fue de suma riqueza para los/as estudiantes, quienes pudieron ser parte y profundizar todo aquello que vienen aprendiendo de la mano de los/as educadores de la obra. Son este tipo de experiencias las que suman ese granito de emoción, de salir del aprendizaje cotidiano en el aula y grabar en la memoria para siempre herramientas claves que nos ayudan a cuidar a nuestro planeta, a nuestra casa común”.

Un pacto global

Creemos que a través de estas experiencias y buenas prácticas nos unimos a los esfuerzos del llamado “Pacto Educativo Global”. En él, el Papa Francisco, nos convoca a reflexionar y a comprometernos a todos aquellos interesados por la educación de las generaciones más jóvenes.
El objetivo de esta alianza educativa es, en palabras del Papa, «reavivar el compromiso por y con las nuevas generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e inclusiva, capaz de escucha paciente, diálogo constructivo y entendimiento mutuo».

Su mensaje nos desafía a poner en práctica 7 puntos centrales:

1. Poner a las personas en el centro de todo proceso educativo formal y no formal
2. Escuchar la voz de los niños y niñas, adolescentes y jóvenes a quienes transmitimos valores y conocimientos, para construir juntos un futuro mejor
3. Fomentar la participación de las niñas y las jóvenes en la educación
4. La familia, primera e indispensable educadora
5. Abrirnos a los más vulnerables. Educar y educarnos para acoger
6. Otros modelos de progreso. Comprometernos a estudiar para encontrar otras formas de entender la economía, la política y el progreso.
7. Salvaguardar y cultivar nuestra Casa común, protegiéndola de la explotación de los recursos, respetando el entorno natural y humano.

GLOBALCOMPACTonEDUCATION_LogoTransparent1

Estamos invitados a ponerlos en práctica en los diferentes campos de acción de nuestra comunidad salesiana. Por eso, como agentes educadores, buscamos ser parte de más espacios y experiencias como estas, donde la inclusión sea lo cotidiano para una constante y continua mejora de las prácticas educativas, para lograr una educación inclusiva de calidad.

Por: Micaela Bustos Díaz – Oficina de Planificación y Desarrollo Inspectorial (OPDI)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.