En la localidad correntina, los salesianos trabajan junto a Gendarmería Nacional por los que más necesitan.

 

 

La obra salesiana de Curuzú Cuatiá se ha transformado en centro de acopio de alimentos e insumos para el armado de módulos de alimentos que se distribuyen luego en los barrios.

Se ha hecho un relevamiento de necesidades y con ese criterio, se hace llegar en este tiempo recursos a las familias con mayores necesidades.

 

 

Una dificultad es el acceso a medicamentos para aquellas personas que están con tratamiento crónico.

 

La ciudad de Curuzú se ubica alejada de la capital y en este contexto nos llegan medicamentos e insumos para el cuidado de la salud. Estas personas hoy no tienen acceso.

 

 

La Casa San Rafael además está trabajando conjuntamente con el municipio, comedores y merenderos, nuevamente, aportando su granito de arena para contribuir a paliar la situación de emergencia sanitaria.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.