Don Bosco Norte Argentina

En la amistad, dice la canción, “basta mirarse”. Las palabras  sobran, los emojis… también.

¡Qué difícil se nos hace a veces entendernos! Estar en sintonía, interpretar el mensaje… “¡No me escribas en ese tono!”. La amistad es el lenguaje que supera cualquier límite, incluso el de lo virtual.

La progresividad tecnológica nos sorprende, ya no solo por su rapidez, sino por cómo se hace columna vertebral de nuestras relaciones sociales. Hoy podemos compartir al instante lo que estamos haciendo, seguir noticias de la actualidad y  acortar distancias con las personas que queremos. Es casi impensado que alguien de nuestro entorno no tenga una cuenta en alguna red social; para los más grandes Facebook, para los jóvenes Instagram, y para quienes se atreven a más TikTok y otras más que andan dando vueltas. Pero ya es casi una necesidad contar con WhatsApp.

Un elemento común de estos espacios digitales es el uso del lenguaje abreviado o simbólico que escapa de toda “formalidad” del idioma. Así aparecen las caritas con letras, como el famoso “XD”, después le siguen los innumerables emojis que usamos a diario, con una mezcla de “gifts” que muchas veces nos hacen reír y los conocidos y temidos stickers de los que más de uno ha sido víctima (más ahora que se pueden tomar capturas de pantalla de nuestras reuniones virtuales, y que guardan el momento justo en que pusimos una cara chistosa o quedamos tildados de la peor manera). 

Sin dudas, una linda oportunidad que nos regalan las redes sociales es la posibilidad de sostener un vínculo constante con las personas que más queremos, como son nuestros amigos.

Esas personas especiales que nos acompañan y comparten la vida con nosotros, hacen que nuestros días tengan más color. Ahí no vale el enojo ni juegan las bromas pesadas… o sí. El marco que regula cuántos stickers puedo hacer de mi amigo no es más que el acuerdo tácito que se contempla en el respeto y cariño de nuestro vínculo.

Hace unos días hicimos una encuesta por Instagram. Preguntamos a nuestras amistades en esa red ¿Cuál es tu emoji favorito? ¿Cuál usás para una fiesta? ¿Cuál es el más argentino? Y las respuestas no se hicieron esperar:

Nos dimos cuenta que si se trata de emoticones, usamos muchos, pero hay algunos especiales que reservamos solo para esas personas con las que tenemos más confianza y que con solo ver ese emoji entienden a la perfección lo que queremos decir.

La cuestión de fondo: la comunicación. Aunque nuestra lengua tiene un montón de palabras que ni conocemos, nos quedamos cortos en la forma de expresar totalmente lo que queremos decir y es que lo que escribimos desde nuestro celular no alcanza a transmitir tanto que sentimos cuando decimos algo. Por eso es mejor usar un gesto animado, la caricatura de una expresión de la cara o un audio, para dejar todo en la cancha cuando de expresar sentimientos y sensaciones se trata. Ahora bien, eso requiere que la otra persona que recibe nuestro mensaje nos conozca y sepa que le estamos queriendo decir, por eso hay ciertos códigos que solo podemos usar con ese chat grupal de “amiwis :P”.

¿Puede haber un problema en todo esto? Quizá nos alimenta la costumbre de expresarnos mejor a través de una app, con un emoticón, que hacerlo cara a cara, en el patio, con un buen mate para charlar. Está bueno pensar que nuestra comunicación digital expresa lo que somos y decimos en persona, nada de dobles personajes. Por eso cada uno/a tiene su emoji favorito, el que más le gusta para el chat de amigos, el que usa con el profe que te reprueba, el que siempre manda tu vieja. Porque nuestros emojis, también son nuestras expresiones. 

La comunicación en el patio salesiano es muy importante, es la manera de aplicar el sistema preventivo con un estilo de comunicación sana, que ama, que cuida, que acompaña. Nuestros medios digitales son nuestros nuevos patios y de eso no nos quedó duda ahora que vivimos una pandemia. ¿entonces? Impulsemos una comunicación con nuestros contactos que exprese nuestra genuinidad, nuestra espontaneidad y también nuestra responsabilidad. ¡Estamos invitados a cuidar y hacer crecer este nuevo patio moderno! 



Por Ignacio Eyquem SDB

El 17 de julio es el día mundial del emoji; el 20, el de la amistad.

Y sabemos que cuando no podemos celebrar físicamente juntos, está la posibilidad de encontrarnos con todos los recursos que la tecnología nos ofrece.

Ahora, por ejemplo, podes comentar esta nota con tu mejor emoji 😀


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *