Don Bosco Norte Argentina

Los alumnos y alumnas del Colegio Don Bosco de Paraná se calzaron el manto de auxiliadores y donaron alimentos y útiles para otros niños y niñas.

La mejor manera de honrar a la Madre Auxiliadora es convertirnos en auxiliadores de los demás, atendiendo a las necesidades de nuestros hermanos y hermanas. Con esta premisa, la comunidad educativa del Don Bosco de Paraná colocó en distintos sectores del colegio, puntos de recolección, donde los alumnos de todos los niveles podían colaborar con alimentos no perecederos y también con útiles escolares para ayudar a otros chicos.

 

Con el transcurso de los días, los espacios se fueron llenando, siempre bajo la atenta mirada de nuestra Madre, María Auxiliadora. A ella le confiaron oraciones, le encomendaron el tiempo de pandemia y confinamiento, pidiendo transitarlo con fortaleza. 

 

Diversos artículos comestibles fueron llegando. Fideos, arroz, yerba, leche, harina, cacao, galletitas y aceite fueron desinfectados y separados para llevar a sus destinos. 

Ma Aux 5

 

Incluso hubo un particular y original regalo: unas hermanas del Nivel Primario decidieron además de participar, regalar un dibujo de su autoría para los chicos que recibirán las donaciones.

 

El Comedor del Batallón 49 perteneciente a la Obra Salesiana y el Instituto Secundario de Gestión Social Pablo De Tarso, ambos de la capital provincial, son los destinos seleccionados para entregar las donaciones. Ambos son lugares donde las necesidades se multiplican a cada paso y es el común denominador de tantas familias

 Que María Auxiliadora nos ayude a cada uno de nosotros y nos cobije bajo su manto. 


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *