Don Bosco Norte Argentina

Referentes y asesores de los MJS locales se encontraron virtualmente en la primera reunión que tiene como fin llegar a la Coordinadora Inspectorial de octubre.

El primer encuentro del camino hacia la Coordinadora Inspectorial 2021 se realizó de manera virtual el sábado 17 de abril y contó con la participación de más de 120 jóvenes coordinadores, referentes, asesores y miembros de la Comisión Nacional de MJS. 

El objetivo de conformar una Coordinadora a nivel inspectorial surge de la necesidad de reinventar nuestra manera de estar con los jóvenes y acompañar sus procesos vitales. En este sentido, la Pastoral Juvenil de Argentina Norte ya viene dando pasos importantes, como la organización de encuentros masivos, experiencias formativas y espacios vinculados a los diferentes ámbitos de animación y misión: voluntariado misionero, animación vocacional, Movimiento Juvenil Salesiano, centros educativos, etcétera.

A diez años de la conformación de la Inspectoría Artémides Zatti de Argentina Norte, es necesario repensar estructuras y propuestas. La nueva situación social generada a raíz de la crisis sanitaria del COVID contribuye a acelerar los procesos de reconfiguración para dar respuesta a las necesidades de nuestros jóvenes.

La Coordinadora Inspectorial se propone:

– Mirar el camino recorrido por nuestro MJS con gratitud, rememorando personas y experiencias significativas de la última década.

– Hacer una relectura crítica del Cuaderno Zatti Nº 7 -que presenta y ordena el MJS-  para dar lugar a un nuevo documento que sea expresión de esa “vida en abundancia” que el Espíritu Santo hizo brotar en cada casa y zona de nuestra inspectoría.

Para ello, reúne a los coordinadores y asesores locales (de cada casa salesiana) con los miembros de la Comisión Inspectorial del Movimiento Juvenil Salesiano en dos encuentros preparatorios que concluirán en un evento final a realizarse entre el 8 y el 10 de octubre, en lo posible de  manera presencial.

REPENSARNOS

Este año el Rector Mayor nos invita a la esperanza, y la vida de nuestros grupos juveniles, de cada niño, niña, adolescente y joven de nuestras casas son un signo de esperanza para el mundo. Ellos y ellas son el motor principal de nuestras propuestas asociativas, las que las mueven y nos mueven cada semana para planificar, preparar juegos, catequesis, campamentos, formaciones y tantas cosas más. Desde esta perspectiva, queremos como MJS Inspectorial asumir el desafío de repensarnos en nuestras estructuras y propuestas de animación y formación local, zonal e inspectorial.

Dice el equipo de Pastoral Juvenil en la carta convocatoria: 

“Es nuestro profundo deseo que esta propuesta sea una verdadera experiencia comunitaria y carismática, en la cual podamos encontrarnos los y las jóvenes del oratorio de Don Bosco compartiendo con él sus anhelos de vidas llenas de sentido, llenas de Dios. Que los sueños de nuestro Padre sean nuestros propios sueños, y animados por su mirada veamos llenos de esperanza el futuro, dejando que Jesús haga nuevas todas las cosas”.


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *