Don Bosco Norte Argentina

Once hermanos se consagraron libremente a Dios como Salesianos de Don Bosco en la fiesta del padre y amigo de los jóvenes.

Los Salesianos realizan y renuevan sus votos cada año, durante la fiesta litúrgica de San Juan Bosco. El 31 de enero de 2021, siete novicios realizaron su profesión religiosa. El día anterior, sábado 30, tres Salesianos profesaban sus votos perpetuos. Y el 2 de febrero un salesiano de Colombia renovó su promesa, integrándose a la comunidad de Argentina Norte.

“Rompe mi barro, Señor y restáurame; hazme un corazón de niño, limpio y puro, igualito al tuyo.”  (Jr. 18) – Eduardo “Choco” Monzón

En la Eucaristía del 30 de enero, realizaron su profesión perpetua Eduardo Monzón, Félix Quiroga y Otto Kalenberg. Presidió la celebración el P. Horacio Barbieri, Inspector de Argentina Norte y la misma tuvo lugar en el templo Domingo Savio de la Ciudad de Córdoba.

“En medio de los jóvenes, como hermanos, en presencia fraterna y amistosa.” (Const. 39) – Otto Kalenberg

Luego de este paso, los tres jóvenes son admitidos en la Congregación como Salesianos para siempre y continúan con el último tramo de su formación inicial. Una vez finalizados los estudios de Teología, estarán en condiciones de recibir la ordenación diaconal y posteriormente, la sacerdotal.

“No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.” (Jn. 15, 13) – Félix “Colo” Quiroga

En la solemnidad de San Juan Bosco, el P. Gabriel Romero, Regional de América Cono Sur, celebró la acción de gracias por las primeras profesiones religiosas de siete salesianos, que dieron el paso del noviciado al posnoviciado salesiano.

En esta nueva etapa, los jóvenes iniciarán sus estudios en Filosofía y realizarán apostolados y servicios en el Movimiento Juvenil Salesiano y grupos de la Familia Salesiana.

Los neoprofesos son: Rodrigo Arnau, Marín Cárdenas , Carmelo Fernández, Francisco Mansilla, Santiago Monserrat, Ignacio Testolino y Ezequiel Varela. 

“Hagan lo mismo que yo hice con ustedes, lávense los pies unos a otros”. (Jn. 13, 14-15)

La primera profesión salesiana recuerda la opción por un estilo de vida, con Dios, como Don Bosco, para los jóvenes y en medio de ellos.

“Dejándolo todo, le siguieron”. (Lc. 5, 11) – Esteban Cano Vasco

Finalmente, el martes 2 de febrero, renovó su profesión religiosa Esteban Cano Vasco en el templo de la Escuela Agrotécnica Salesiana Ambrosio Olmos de Río Cuarto, Córdoba. 

La celebración fue transmitida en vivo por el canal de YouTube inspectorial Salesianos ARN, al igual que las profesiones anteriores. En este caso, la familia del joven -radicada en Colombia- pudo acompañarlo gracias al trabajo de jóvenes laicos y salesianos que llevaron a cabo el proceso de la transmisión.

Haciendo uso de las herramientas digitales, estas profesiones, como así también muchas Eucaristías, alcanzaron y congregaron a hermanos de todas partes en la celebración del Cristo vivo, que supera toda dificultad e invita a la esperanza. Por eso, como expresó el P. Barbieri al inicio de la celebración, “acompañamos como testigos y compañeros de camino” a estos hermanos, en momentos cruciales de sus vidas.

En la vocación salesiana se entrelazan la iniciativa de Dios y el proyecto humano.  Es un diálogo de vida en el que la invitación y la respuesta son una experiencia permanente. El camino formativo dura toda la vida. Para conocer más sobre él, podés ingresar a la sección de Formación de Don Bosco Norte.

Celebramos con alegría las profesiones de nuestros hermanos salesianos.


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *