Don Bosco Norte Argentina

DSC_8331

Don Ángel Fernández Artime, décimo sucesor de Don Bosco, envió un saludo especial a dos oratorios de nuestra inspectoría.

La presencia salesiana y el acompañamiento son ejemplo de Don Bosco para todos sus hijos. Él, que fue saltimbanqui y animador hasta el último día de su vida, ha dejado bien explícito que es necesario estar donde están los jóvenes, mostrar interés por las cosas que les gustan, involucrarse directamente en sus preocupaciones y luchas.

Este es el ejemplo, la hoja de ruta que dejó para sus salesianos, quienes hoy se ven doblemente desafiados: el sacramento salesiano de la presencia incluye los patios físicos como también los digitales. 

Los jóvenes habitan el espacio digital. Se adueñan de un lugar que, como el patio salesiano, permite la construcción colaborativa, el intercambio y la reflexión comunitaria. 

Por eso, el Rector Mayor respondió al pedido de una animadora de nuestras casas de Argentina Norte. Fiel a la invitación que hizo a sus hermanos religiosos luego del Capítulo General 28, de permanecer junto a los jóvenes, dejó un saludo a los oratorios de Corrientes, de Argentina Norte y de todo el mundo salesiano.

Algunas claves del mensaje de don Ángel para los jóvenes oratorianos:

Finalmente, pidió oración por el Papa Francisco y por él mismo. Así concluyó este video-saludo que rompe las distancias geográficas y las distinciones entre “lo virtual” y “lo real”. La presencia salesiana contempla cada vez más dimensiones.


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *