Don Bosco Norte Argentina

La casa salesiana de Paraná festejó el cumpleaños de Don Bosco con la inauguración de un nuevo patio.

La capacidad de soñar es lo que nos distingue y hace salesianos. Entre las escuelas vacías, la creatividad solidaria ha generado espacios de encuentro virtuales, campamentos por videollamada, misas y espacios de oración transmitidos en vivo, campañas y colectas, ollas populares y otros modos de estar cerca y acompañarnos durante estos meses.

 

 

Movida por la esperanza, la Familia Salesiana de Paraná se sumó a las propuestas de ayuda y asistencia, mientras el patio del colegio era refaccionado para preparar el regreso a las aulas.

El nuevo piso se inauguró en el marco de los festejos por los 205 años del nacimiento de Don Bosco. Se descubrió una placa conmemoratoria y el Dr. Víctor Centurión, director de la casa, dirigió unas palabras a la comunidad salesiana paranaense.

 

Puertas hacia afuera

La comunidad del Don Bosco, conformada por alumnos, docentes, jóvenes, familiares, vecinos y otras personas allegadas a esta obra como a la Parroquia del mismo nombre, se encargó además de la colecta y donación de mercadería, elementos de higiene, ropa y abrigo.

Los elementos se recibieron en el mismo colegio y fueron desinfectados, clasificados y enviados a diferentes centros de ayuda en la capital entrerriana: Hogar de Cristo, Iglesia Cristo Peregrino, Madre de la Divina Gracia y Merendero del barrio Puerto Sánchez.

 

 

Entre todos

Así es como se fue dando respuesta a las distintas necesidades de este tiempo crítico. Desde los valores salesianos desde la confianza y el optimismo, la reinauguración del patio es solo un recordatorio de lo mucho que anhelamos volver a vernos, reír y jugar.

Colaboración de: Alfredo Navarro - Don Bosco Paraná
Categorías: MJS

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *