El grupo de religiosas y sacerdotes cumple ya diez años de lucha, prevención, sensibilización y contención de víctimas de esta forma de esclavitud.

En Latinoamérica existen más de 15 congregaciones religiosas comprometidas en la lucha contra la trata de personas. Se nuclean en la red Kawsay, desde donde articulan esfuerzos con el fin de profundizar en el tema, propiciar acciones preventivas y de sensibilización y dar contención a las víctimas.

 

KAWSAY significa ¡Vive ya! ¡Vive ahora!

 

El nombre fue elegido por las religiosas que dieron inicio a esta red y expresa el derecho que toda persona tiene a una vida digna, en libertad total y plenitud. Esta es una palabra quechua, la lengua considerada originaria en América del Sur por estar presente en la mayoría de los países latinos.

 

En el año 2010, desde Perú se convocó a una serie de talleres, el primero fue la “Capacitación para religiosas contra la trata de personas”. De allí surgieron las redes nacionales, que posteriormente se nuclearon en la Red Kawsay.

 

Desde Argentina se comenzaron las primeras reuniones en Buenos Aires y posteriormente se extendió a las demás provincias. En 2014 se realizó el primer encuentro nacional, al tiempo que se continuaba tendiendo puentes con la red continental y la organización a nivel mundial: Talitha Kum, presente en 70 países.

 

La RED NACIONAL KAWSAY, se conformó  el año 2018 en una reunión de Santiago del Estero. Allí se estableció como Coordinadora Nacional de la Red a Hna. Ester Robles, MSSpS.

La red nacional está conformada por las Regiones de: CABA-Buenos Aires, LITORAL, NOA y CENTRO. Hoy continúa trabajando para erradicar el comercio y tráfico de seres humanos en el territorio local y en todo el mundo.

 

KAWSAY, del idioma quechua (lengua originaria de América del Sur), expresa un desarrollo integral para la vida plena y en equilibrio entre todos los seres del cosmos.

Se habla entonces de las redes de la vida en todas sus expresiones, dimensiones y existencias. Se relaciona con el ámbito espiritual, social, comunitario, económico, político es decir, engloba la vida, pero la vida en su significado profundo y de interconexión.

VISION: Queremos como VC (vidas consagradas), conjuntamente con los laicos/as, caminar juntos, trabajando en red, compartiendo nuestros carismas, en la construcción de una sociedad sin trata de personas, anunciando la Buena Nueva de Jesucristo, con acciones concretas, a favor de la VIDA, la dignidad, la justicia y la solidaridad.

MISION: Articulando recursos y acciones para la sensibilización, concientización, capacitación, acompañamiento y asistencia a las personas afectadas por el flagelo de la trata de personas en los diferentes ámbitos de la sociedad.

EJES: Espiritualidad, formación permanente, comunicación, articulación con otras redes y la incidencia política.

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO