Una reflexión en palabras del P. Alejandro Musolino, desde la comunidad salesiana de Formosa.

 

El relato de la sopa de piedras da un giro inesperado; muestra que la creatividad y el ingenio pueden despertar el lado más solidario de las personas y dar frutos auténticos, en abundancia.

Esta historia llega desde la Ciudad de Formosa, donde salesianos consagrados y laicos junto a muchos otros ciudadanos, han sabido compadecerse y brindar respuestas concretas a las necesidades más esenciales durante estos meses de crisis.

 

Las campañas de ropa, alimentos y elementos de higiene no son la única acción a la que se está abocando la comunidad parroquial. La transmisión de la misa dominical a través de internet como así también los mensajes y reflexiones enviados por el Padre Director son formas de acompañar y hacerse presente desde el optimismo y la esperanza propios de la espiritualidad salesiana.

 

En esta ocasión, mediante un relato popular, la invitación es continuar aportando, desde lo que cada uno es y tiene.

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO