Don Bosco Norte Argentina

El Equipo Inspectorial de Oratorios comparte una carta a los animadores y las animadoras de los oratorios de nuestra Inspectoría. 

 

Comunidad Oratoriana:

Desde el Equipo Inspectorial de Oratorios (EIO) de Argentina Norte, queremos acercarnos a ustedes para seguir fortaleciendo esta Comunidad, sintiéndonos en comunión, ahora desde la virtualidad. El EIO está conformado por los Equipos Zonales de Oratorios (EZO) de las zonas Centro (Córdoba) NEA (Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones) NOA (Salta, Tucuman, La Rioja) Litoral (Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires) y Cuyo (San Luis, Mendoza, San Juan). Somos una gran comunidad, estamos caminando para gestar nuevos espacios y para fortalecer los que ya tenemos. 

 

En las actuales circunstancias de aislamiento físico, queremos poder resignificar nuestros Oratorios y re-pensarnos en nuestro Ser-Oratorio. 

Reconocemos cuán valioso está siendo en nuestras comunidades el hecho de acudir constantemente a la creatividad para seguir encontrándonos, animándonos y acompañándonos en tiempos de aislamiento físico. Tanto en el fortalecimiento entre animadores/as, como en aquellas comunidades donde está siendo posible hacerlo con las pibas y los pibes. También agradecer a quienes, tomando los recaudos requeridos y gracias a ciertas circunstancias que lo posibilitan, están desarrollando nuevas estrategias para asistir a nuestros barrios.

 

Estos hechos, como tantos otros, nos confirman una vez más que el Oratorio no es sólo un lugar, sino también los vínculos, las experiencias, los valores, las sensaciones y convicciones. Una perspectiva, una manera de habitar y construir nuestra cotidianeidad que incluye pensar a nuestros pibes y pibas, nuestras familias, nuestros animadores y animadoras, y nuestra comunidad. Es también la fe que construimos y re-construimos constantemente, así como la confianza en que Papá y Mamá Dios nos cuida.

 

Sabemos que esta situación nos presenta un desafío del cual no tenemos experiencia previa, son tiempos difíciles y complicados para todos/as. Pero también sabemos con certeza que no estamos solos/as, sino acompañados/as por una comunidad que sigue un mismo sendero, que lucha por la equidad, que no se atasca en el encierro y la queja, sino que se arremanga y sigue trabajando por sus familias, por sus barrios, por el bien común. Sale a contagiar el amor en Cristo como misioneros/as que estamos invitados/as a ser.

 

El Papa Francisco nos dice en el XI Fórum Internacional de Jóvenes:

Queridos jóvenes, les repito una vez más: ¡Ustedes son el hoy de Dios, el hoy de la Iglesia! No sólo el futuro, no, el hoy. O la juegan hoy o perdieron el partido (…) Quiero que recuerden siempre que ustedes son miembros de un único cuerpo, de esta comunidad. Están unidos el uno al otro y solos no sobrevivirían. Se necesitan mutuamente para marcar, de verdad, la diferencia en un mundo cada vez más tentado por las divisiones.”

 

Aferrémonos a nuestra Comunidad, donde Dios se nos manifiesta cotidianamente en el sostener y ser sostenidos/as. Sigamos cuidándonos y cuidando al otro, a la otra, sin olvidarnos de que nadie se salva solo/a.

Cada día que pasa es un día menos para volver a habitar los Patios, Escuelas, Casas y Parroquias, mientras tanto no nos quedemos de brazos cruzados y piernas atadas. Don Bosco nos recuerda: “confíen en María y verán lo que son los milagros”, ofrezcámosle este transitar a nuestra Mamá para que nos anime a seguir caminando, siguiendo a Jesús al estilo oratoriano con la esperanza del reencuentro. 

 

“El Oratorio está en vos” no es simplemente una frase, es nuestra certeza. 

 

¡Un fuerte abrazo salesiano y oratoriano!

 

30 de Mayo de 2020, día de Pentecostés.

 

Categorías: MJS

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *