La Familia Salesiana de Salta celebró la fiesta de nuestra Madre con la presencia del Arzobispo Mons. Cargnello.

Las calles de la capital salteña extrañaron la tradicional procesión que cada año congrega a cientos de alumnos, exalumnos, animadores y vecinos. Pero la fiesta esta vez dio la posibilidad de participar aún a los que, estando lejos, conservan en el corazón la memoria de tantos momentos compartidos.

Desde la Parroquia María Auxiliadora, la comunidad religiosa de Salta junto al Arzobispo Mons. Mario Antonio Cargnello celebró la acción de gracias en el domingo de la Ascención de Jesús. Los jóvenes y demás miembros de la familia participaron a través de videos, fotos, música y oraciones.

Esta es la carta que, como cada año, escribieron los egresados del Colegio Salesiano Ángel Zerda y las egresadas del Instituto Laura Vicuña.

Salta, 24 de Mayo del 2020

Mamá Auxiliadora:

Hoy 24 de Mayo venimos todos a celebrar tu día, desde la distancia pero con nuestro amor siempre intacto. En este momento solo podemos darte gracias, ya que desde nuestro primer paso por tu casa nos guardaste bajo tu manto y nos enseñaste el verdadero amor.

Ésta es una de las últimas misas que vivimos como alumnos de tu querido hogar, casa que poco a poco se transformó en la nuestra. Te reconocemos caminando en tus patios, donde forjamos amistades que nunca vamos a olvidar, en las fiestas inolvidables para todo salesiano donde tu patio se vestía colores y alegría, donde jugábamos y cantábamos como familia; te reconocemos en tus aulas donde conocimos profesores que marcaron nuestras vidas y poco a poco se fueron convirtiendo en nuestros segundos padres de corazón; te reconocemos también presente en las risas que nunca faltaron y también en las emocionantes charlas y los consejos que siempre escuchamos con tanta atención.

No podemos dejar de nombrar tu capilla, nuestro lugar de encuentro, donde todas nuestras angustias y pedidos de gracia fueron escuchados y atendidos por vos.

 

Nuestro gracias será eterno por cada rincón de ésta nuestra casa.

Sabemos que en cada paso estas presente, que caminas siempre al lado nuestro, desde nuestro primer paso en tus patios, en el rostro y los abrazos con nuestros amigos, que gracias vos se convirtieron en hermanos, en cada charla, en cada profe que nos acompaña, en las convivencias, experiencias llenas de emociones y sentimientos inexplicables, en las ansias de preparar tu mes.

 

VOS ESTUVISTE AHÍ MARÍA, y pudimos caminar tanto ya que en cada escalón dado nos diste la mano para no caernos.

Mamá, nos regalaste muchísimos momentos y cada uno de ellos quedarán tatuados en nuestras almas.

Sentimos tristeza, no lo podemos negar, tu procesión es muy importante para cada salesiano; así lo vivimos durante muchos años. Agradecemos haber llevado sobre nuestros hombros a Laurita Vicuña, hija ejemplar que siempre siguió tus pasos, como así también a nuestro Papá Don Bosco, ejemplo de voluntad y entrega a Dios en los
chicos. Fueron años llenos de ilusión esperando éste, nuestro último año, como alumnos para unirnos como familia en Tu gran día y llevarte como hermanos por las calles, viendo rostros llenos de fe, banderas que reflejan todo lo que sentimos por vos, casas pintadas con tus colores y nosotros con Vos llenos de felicidad, orgullosos de sabernos tus hijos, reforzando nuestra fe y gritando a lo alto como cada año lo hicimos

¡Somos hijos tuyos Mamá!

 

 

Hoy sabemos mamá querida que nunca nos iremos de casa porque tus brazos nos cobijan con amor por siempre. Rendidos a tus pies te damos gracias por darnos todo sin pedir nada, por elegirnos como hijos, enseñarnos a conocerte y amarte.

Queremos darte gracias también porque aunque son tiempos difíciles por la pandemia, aquí estuviste para escucharnos, tomaste nuestra mano con amor, nos abrazaste y con tu ternura de siempre entendimos que con vos lo tenemos todo, estamos acompañados con tu mirada de madre y el amor que solo vos nos das. Ser tus hijos es único, nos mantiene vivos y fuertes, porque en tus brazos encontramos el amor de una madre que nunca abandona, que siempre nos cuida.

 

María, aquí tenés a tus hijos dispuestos a todo por vos: a hacer saber al mundo lo hermoso que es vivir junto a Vos, y siendo parte de esta familia salesiana.

Porque lo has hecho todo y porque estás mucho más que viva en nuestros corazones.

Auxiliadora ¡que linda eres!, gracias por todo este tiempo compartido junto a Vos, a nuestros compañeros, profes, preceptores, consagrados, directivos, administrativos, ordenanzas y todos los que nos acompañaron en este trayecto.

Gracias también por los que ya no están hoy, cada uno de ellos hizo que nuestros días fueran únicos y llenos de alegrías, gracias por unir nuestros caminos Mamá.

Nos amaste desde el principio Madre querida, y hoy te pedimos de manera especial por cada uno de nosotros, por nuestras familias que nos permitieron hoy estar junto a Vos, por todos los que nos acompañaron con tanto amor: no tenemos palabras suficientes para agradecer todo lo que nos brindaron. Gracias también a ustedes por enseñarnos a ser fuertes y animarnos para estar hoy aquí.

Mamá querida, queremos contarte algo del corazón: El inicio de este año fue una sorpresa, empezamos las clases felices, era nuestro último año y de un momento a otro esta emoción se desvaneció:

Para nosotras (Promo Sinergia) fue extraño, tantos meses de espera y entusiasmo, la felicidad que sentimos después de la presentación, por fin mostrar nuestra chomba y campera que hoy tanto nos representa, y en dos semanas todo se nos vino abajo.

Mientras que para nosotros (Salesianos 2020) fue un poco más difícil, todo pasó tan rápido, no entendíamos por qué no íbamos a tener presentación o por qué no íbamos a festejar en la Academia, nos sentíamos realmente tristes.

 

Aunque, sin dudas Mamá, lo que más nos dolió a todos fue la idea de no poder hacer tu Procesión. Sin embargo aquí estamos con vos, nos toca estar desde un lado distinto, desde casa, entendiendo que no podemos vivirla todos juntos. Pero eso no nos impidió festejarte todo el mes, armar los buenos días, videos y tantas otras actividades para que sientas nuestro amor, para que te sientas orgullosa de nuestro crecimiento como promoción, para expresar lo que nos enseñaste, para traer esperanza y demostrar que estas Viva mamá. Ahora estamos en casa festejándote con el corazón, y manteniéndote presente más que nunca con la certeza de que nos seguís acompañando y acogiendo en tu manto de Madre.

En este día tan importante para la familia salesiana nos reunimos con un corazón joven, dispuestos a llevar el mensaje de tu amor a donde sea que la vida nos lleve, siempre recordando que ser SALESIANOS no solo es el paso por tu colegio, sino que es nuestro estilo de vida.

No importa lo que pase sabemos que siempre estaremos así como ahora, bajo tu amparo y protección; y que nada de esto sería posible sin un poco de SINERGIA, ese nombre que nos regalaste, esa fuerza que hace que el todo sea mucho más que la suma de las partes, como Vos nos enseñaste, a amar sin condición porque juntos podemos lograr grandes cosas.

No sabemos qué nos deparará el futuro, pero tenemos la certeza de que Vos nunca nos vas a soltar la mano, aunque la situación se ponga difícil, vas a estar a nuestro lado guiándonos como madre, porque Vos siempre te vas a acordar de nosotros María como nosotros de Vos, siempre serás nuestra y nosotros siempre seremos tuyos.

Una vez más te agradecemos el cariño y el amor infinito que tenés con cada uno, ese amor que nos ayuda a salir de los peores momentos, que nos auxilia cuando ya nadie nos puede ayudar.

¡GRACIAS MAMÁ!

Reina de nuestras vidas, no nos desampares nunca, te confiamos las alegrías y vivencias pasadas como así también las que están por venir, lo que somos y lo que seremos, nuestro presente y futuro. Confiamos en vos y por eso sabemos que lo que llegará será lo mejor para todos.

Aunque todavía no nos fuimos, las circunstancias nos mantienen alejados de tus patios pero anhelamos con ansias volver a ellos ya que confiados en tu luz olvidamos todos nuestros miedos y en tus brazos encontramos nuestro hogar.

¡Te amaremos por siempre!

 

Tus hijos e hijas, SALESIANOS y SINERGIA 2020

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO