¿Qué es el MJS?

El Movimiento Juvenil Salesiano une en comunión a los jóvenes de los diferentes grupos, movimientos y organizaciones que adhieren a la Espiritualidad Juvenil Salesiana y la asumen como un estilo de vida y organización. Son los grupos los sujetos primarios del MJS mediante los jóvenes se reúnen y realizan un itinerario de maduración en la fe y compromiso con la sociedad.

Con respecto a la pertenencia de los jóvenes al movimiento, la Carta de Identidad, aprobada en 2003 por la Asamblea Nacional del MJS, nos dice:

“Es un movimiento de carácter educativo presentado a todos/as los/as jóvenes para hacerlos/as sujetos y protagonistas de su crecimiento humano y cristiano, con talante misionero, abierto a los/as alejados/as, con voluntad de influir en la zona y de insertarse responsablemente en la Iglesia local.”

El MJS está constituido por jóvenes que pertenecen a diversas asociaciones o grupos, animados por la Pastoral Juvenil Salesiana. Al no ser una asociación, abre las puertas a todos, puesto que su servicio está dirigido a la Iglesia y a todos los jóvenes. El MJS participa del carisma salesiano, es su expresión en el ámbito laical juvenil.

La práctica asociativa, la vida de los grupos, la acción comunitaria de las “Compañías” fue una experiencia casi espontánea en la vida de Don Bosco, impulsado a la sociabilidad y a la amistad por su índole natural.

El Asociacionismo Juvenil es indispensable en el proyecto preventivo y popular de Don Bosco, lugar educativo y pastoral de absoluta importancia, dado el protagonismo de los jóvenes. Los grupos y las asociaciones de diverso tipo son, pues “Obra de los Jóvenes”.