Nuestra Propuesta

Don Bosco orientó su obra decididamente hacia la juventud; y en ella escogió conscientemente a los jóvenes más pobres, abandonados y en peligro.

Queremos ser signos y portadores del Amor de Dios a los Jóvenes, y nuestro objetivo es formar honrados ciudadanos y buenos cristianos.

Para ello educamos y evangelizamos siguiendo un proyecto de promoción integral que haga de los jóvenes personas de Fe, comprometidas, solidarias y responsables en la Iglesia y en el Mundo.

El Proyecto Educativo que guía nuestro trabajo y da unidad a los objetivos y acciones, se expresa en las cinco dimensiones que se ven arriba.

Asociacionismo
El camino de educación y crecimiento en la Fe de los jóvenes implica un ambiente de participación, de relaciones amistosas y fraternas, y un modo comunitario de crecimiento humano y cristiano.

El grupo, en efecto, es el marco normal donde los jóvenes satisfacen su necesidad de autonomía, participación y comunicación libre y espontánea. Por eso favorecemos todas las formas constructivas de actividad y de vida asociativa, como iniciación concreta al compromiso en la sociedad y en la iglesia.

Educación y Cultura
La educación de la juventud es hoy, como en tiempos de Don Bosco, uno de los grandes desafíos que presenta nuestra sociedad para alcanzar un crecimiento armónico con reales posibilidades para todos.

Por eso, el elemento educativo es un rasgo caracterizador de nuestro trabajo con los jóvenes. En cuanto a los destinatarios, nos dirigimos a aquellos que tienen necesidad de apoyo en su crecimiento humano; en cuanto a los contenidos, asumimos la instrucción, la cultura, la formación para el trabajo, el tiempo libre, como parte del camino de Fe; y en cuanto al método, evangelizamos educando.

Evangelización y Catequesis
Evangelizar a los jóvenes es la primera y fundamental finalidad de nuestra misión. Nuestro proyecto está radicalmente abierto y positivamente orientado a la plena madurez de los jóvenes en Cristo y a su crecimiento en la Iglesia.

Por eso acompañamos el crecimiento humano ofreciendo un itinerario de evangelización en la Fe.

Hacia el Proyecto de Vida.
Nuestro proyecto de educación y evangelización tiene como centro a la persona y ayuda a ésta a realizar su propio proyecto de vida según la llamada de Dios.

Queremos ayudar a los jóvenes a situarse como personas y como creyentes en la sociedad y en la Iglesia. Por esto, la opción vocacional es una dimensión siempre presente en todos los momentos, actividades y fases de nuestra acción educativa y pastoral.