Más de 30 animadores vivieron la experiencia Padre, Maestro y Amigo.

 

Entre las propuestas inspectoriales de formación permanente para jóvenes animadores, se encuentra la experiencia “Padre, Maestro y Amigo”, destinada a mayores de 24 años. La misma está orientada a la tarea de acompañamiento desde la reflexión personal y el trabajo comunitario.

 

 

Este año, el Padre, Maestro y Amigo se realizó entre el 17 y el 19 de agosto, en el Colegio Domingo Savio de la ciudad de Córdoba. Participaron más de 30 jóvenes de todas las zonas de nuestra inspectoría.

 

El encargado de la Pastoral Juvenil, Hno. Fernando Saade, invitó a rezar por ellos, “para que el Señor de la Alegría los siga sosteniendo en la misión de acompañar a otros con el Corazón de Don Bosco”.

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO