En medio de los enfrentamientos, los fundamentalismos, los conflictos que se presentan a diario, el Boletín Cagliero del mes de agosto invita a ser repartidores de paz.

 

Las bienaventuranzas de Jesús se hacen más actuales que nunca en la Exhortación Christus Vivit del Papa Francisco, dirigida a los jóvenes. Y el Boletín Cagliero 11 propone un modo práctico de hacerlas efectivas en lo cotidiano:

 

“Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios”

 

El P. Guillermo Basañes, Consejero Mundial de las Misiones, pone de ejemplo a tantos salesianos que se entregan plenamente a la difusión de esta paz, que la irradian y contagian en sus respectivos lugares de misión.

 

Asimismo, este número explica la figura del Delegado Inspectorial para la Animación Misionera; y acerca el testimonio de Papi Reddy, misionero indio en Sudán del Sur, sus momentos más emotivos e inspiradores.

 

La Beata María Troncatti es el modelo de santidad elegido para este mes en que rezamos con devoción por las familias asiáticas, para que gracias a una vida de oración y amor, se conviertan cada vez más en “laboratorios de humanización”.

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO