La edición de junio del Boletín Cagliero 11 trae esta propuesta: buscar la justicia, construir una sociedad más digna desde la educación de los jóvenes.

 

Este mes, la animación para las misiones salesianas viene de la mano con la invitación a ser constructores de justicia, desde un carisma educador, paciente, comprensivo, bien salesiano. El Boletín Cagliero 11, en consonancia con la exhortación apostólica Gaudete et Exsultate y con las palabras del mismo Jesús, dice:

 

“Bienaventurados los que tienen

hambre y sed de justicia,

porque serán saciados”

 

Así lo atestigua Achile Loro Piana, misionero en Japón, quien es capaz de alegrarse por los pequeños frutos de una tarea evangelizadora difícil y compleja. Otro ejemplo de perseverancia en la misión es el testimonio de santidad del mes, Siervo de Dios Mons. Orestes Marengo.

 

El P. Ramón Borja detalla su experiencia misionera en Malasia, con un fuerte tinte vocacional que invita a sumarse a este servicio a todo joven que sienta en su interior  el llamado a la misión.

 

Finalmente, se pone en oración la vocación misionera y religiosa en el continente europeo.

 

Fotografía: Hno. Gabriel Osorio SDB

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO