El Oratorio Ceferino Namuncurá de la ciudad mendocina de Las Heras recibió, como cada año, a los voluntarios que hacen posible el sueño de ser una gran familia.

Del 21 al 31 de enero se desarrolló la escuelita de Verano: NUESTRO SUEÑO, UNA GRAN FAMILIA.

La propuesta contó con talleres, catequesis, actividades recreativas y deportivas, tanto para los animadores como para los más de 200 chicos que participaron. Con un día de camping, se dio el cierre al oratorio de verano en la Fiesta de Don Bosco.

 

 

Colaboración de: Bibiana Pinti

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO