El Papa Francisco nos regala una reflexión en torno al tiempo que se inicia hoy. La idea clave: Mientras el pecado amenaza y destruye, la Misericordia de Dios hace nuevas todas las cosas.

El tiempo litúrgico de la Cuaresma se inicia con el Miércoles de Ceniza, cuarenta días antes de la celebración de la Pascua. Previo a esta fiesta, la más importante para nuestra Iglesia, el Santo Padre nos invita a seguir caminando como hijos de Dios, en la revisión de la propia vida, en el amor y la esperanza.

 

Texto completo: 

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO