El proyecto cumple ocho años de realización, de mano de la Oficina de Planificación y Desarrollo de Don Bosco Norte. ¡Mirá el video de este año!

 

El área de proyectos de ARN lanzó el video presentación del Amarrando Redes, realizado en conjunto con el Equipo de Comunicación. Este año, la presentación audiovisual da cuenta del trabajo del Centro de Formación Profesional (CFP) San José, Salta.

 

El CFP San José nació en 2015 como un nuevo frente educativo pastoral de la casa salesiana Ángel Zerda, en convenio con el Min. de Educación provincial. La propuesta fue responder a las necesidades expresadas por jóvenes y adultos desocupados y con estudios incompletos: Cursos cortos con inmediata salida laboral y certificación de competencias.

 

El primer año, el número de alumnos llegó a 150. Son hombres y mujeres entre 18 y 35 años, provenientes de barrios salteños empobrecidos e inmersos en situaciones familiares y sociales complejas (en conflicto con la ley, violencia familiar y consumos problemáticos). Para esta obra salesiana, la capacitación técnica profesional se convierte en una herramienta y alternativa clara de reinserción educativa, social y productiva, y por ende, de mejora en la calidad de vida personal y familiar de estos jóvenes.

 


Un proyecto para sostener proyectos

 

El “Amarrando Redes” tiene por fin promover la ayuda entre las distintas casas salesianas que pertenecen a la Inspectoría Artémides Zatti de Argentina Norte. Es decir, comprende provincias de las regiones del NOA, NEA, Cuyo, Litoral y Centro del país.

Las actividades comienzan junto al año lectivo, acercando a los directores y responsables de los centros educativos y otros dependientes de la Obra de Don Bosco las necesidades que han sido expuestas por las casas que atraviesan alguna situación de vulnerabilidad.

En esta primera fase de sensibilización se proyecta un video que presenta alguna de las obras que resultarán destinatarias. Gracias a la entrega generosa de las familias, a lo largo del año se logra recaudar la ayuda necesaria para fortalecer las propuestas educativo-pastorales de distintas presencias salesianas que acompañan a niños, jóvenes y adultos en situaciones de riesgo, a través de un importe fijo (opcional) mensual, que se abona junto a la cuota escolar.

La campaña finaliza cada año para relanzarse al siguiente, con un agradecimiento a todos los colaboradores que consiste en una memoria descriptiva donde se comparten los logros alcanzados.

 

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO