El Instituto Religioso de las Hermanas Medianeras de la Paz se convierte en el 32º grupo de la Familia Salesiana.

 

El Rector Mayor de los Salesianos P. Angel Fernández Artime, aprobó el 4 de febrero de 2019 mediante decreto oficial, la incorporación del “Instituto Religioso das Irmàs Medianeiras da Paz” (IRIMEP – Instituto Religioso de las Hermanas Medianeras de la Paz”) a la Familia Salesiana. De esta manera, los grupos reconocidos como parte de la Obra de Don Bosco ya suman 32.

 

 

Las Hermanas Medianeras de la Paz (70 religiosas) desarrollan una tarea educativa pastoral y social en conjunto con 300 laicos, en los lugares más pobres y alejados de la Iglesia brasilera. Nacieron como congregación perteneciente a los Institutos de Vida Consagrada con derecho Diocesano en el año 1968. El P. Antonio Campelo, salesiano y Arzobispo de Petronila (Pernambuco – Brasil) fue su fundador. A su muerte (1984) las hermanas formalizaron la petición de incorporarse a la Familia Salesiana.

35 años después, manteniéndose en relación espiritual y apostólica con los salesianos, con Sor Lucia Barbosa de Oliveira como Coordinadora General del Instituto Religioso, se concreta lo solicitado, con el parecer del Consejo, de los obispos y del Inspector de Recife – Brasil.

Según el P. Joan Lluis Playà, quien visitó algunas de las obras sociales que llevan adelante las Hermanas Medianeras, ellas trabajan como Don Bosco en una opción radical “por los jóvenes pobres, abandonados, en peligros y en zonas donde la pobreza es extrema”, de acuerdo con las Constituciones Salesianas.

Por su parte, el delegado del Rector Mayor para la Familia Salesiana P. Eusebio Muñoz manifestó con alegría: “La Familia Salesiana sigue su crecimiento, no solo a nivel numérico, sino y sobre todo a nivel carismático, porque donde se encuentra un miembro que trabaja como Don Bosco, trabaja por la salvación de los jóvenes más pobres”.

 



 

En diálogo con la Agencia Mundial de Noticias Salesianas, la Hermana Lucía Barbosa de Oliveira, Superiora General del Instituto, expresó:

“Somos salesianas porque somos hijas de un salesiano (…) 

Nos identificamos como las constructoras de la paz en las periferias, en las barriadas, con los niños, con los adolescentes, con los jóvenes, los adultos, los que están en situaciones muy precarias. Y tratamos de ser el rostro de Dios transfigurado…”

 

Para conocer más sobre las Hermanas Medianeras de la Paz, click aquí: http://www.impaz.org.br/?

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO