Cinco exploradores del Batallón en formación de Río Segundo reafirmaron su promesa el domingo 11 de noviembre. Es la instancia previa a la oficialización del batallón.

 

El Batallón en formación “Cura Brochero” de Río Segundo recibió el pasado 11 de noviembre a la primera comunidad de soles. Cuando tuvieron en claro su decisión, Florencia Leiría, Milagros Leiría, Macarena Bressán, Romina Sánchez y Juan Lerda comenzaron a trabajar sus cartas, en las que cada uno escribe su testimonio de crecimiento personal en la fe dentro del movimiento.

 


“Se cuentan cosas fuertes, brotan emociones de todo tipo y finaliza con un lema de vida y una fórmula propia de reafirmación”, explicó Romina.


 

 

Para la sorpresa y alegría de todos, quien presidió la ceremonia fue el Padre Gabriel Romero, Inspector de Argentina Norte. Fueron testigos de este momento tan emotivo y anhelado padres y familiares, exploradores del batallón en formación y del Batallón Nº 59 y la jefa regional Natalia Nocelli (quien en diciembre asumirá el servicio de jefa nacional de los EADB).

 

 

“En ese momento sentís realmente que abrís tu corazón frente a todos y frente a Él. Sentís orgullo de tu proceso de formación, amás tu servicio de estar siempre listo, tenés unas hermosas ganas de seguir trabajando para que todos puedan conocer los grandiosos pasos de Jesús y puedan sentirse así tan llenos de vida y abundancia”.

 

 

 



Primeros pasos

 

El Batallón “Cura Brochero” se fundó de la mano del servicio fiel del Sol Lucas Tosco, oriundo del Batallón Nº 59 de Río Tercero. En el año 2015 abrieron por primera vez las inscripciones para los niños. Romina Sánchez, animadora, reconoce que lo hicieron “sin mucha experiencia y sin conocer demasiado al MES”. Esto no desanimó a los jóvenes sino que los impulsó a “poner lo mejor para que funcionara”.

 

“Con el tiempo, nos adueñamos del modo de vivir del explorador y nos dejamos llevar por Don Bosco y María Auxiliadora”, cuenta orgullosa Romina.

 

Hoy, el grupo general cuenta con unos setenta exploradores. “En formación” quiere decir que el Batallón aun no está oficializado. Es una etapa que se recomienda para asegurar una buena base, para el aprendizaje de “lo primordial” del movimiento. El último escalón para llegar a la esperada oficialización era recibir a la primera comunidad de soles.

 

 

 

“Decidimos dar el gran paso de reafirmar nuestra promesa, en la cual dijimos un fuerte para toda la vida. Pero… ¡Los momentos emocionantes aun no terminan! El año que viene, si todo sale bien, ¡esperamos la oficialización!

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO