La Asamblea Extraordinaria del MJS 2018 se realizó entre el 26 y el 28 de octubre y reunió alrededor de 70 personas.

 

 

El Colegio Domingo Savio de Córdoba Capital fue la sede de la Asamblea Extraordinaria que reunió este fin de semana a los referentes inspectoriales del Movimiento Juvenil Salesiano en Argentina.

 

Las cinco inspectorías salesianas de nuestro país (Argentina Norte y Argentina Sur, por parte de los Salesianos, y Argentina Rosario, Argentina Bahía Blanca y Argentina Buenos Aires, por las Hijas de María Auxiliadora) enviaron a sus jóvenes delegados. Además, estuvieron presentes representantes de la RIA (Reunión de Inspectores de Argentina) SAS (Secretariado Argentino Salesiano) y pastoralistas de cada uno de estos centros.

 

 

Cabe destacar que las Asambleas Nacionales del MJS se realizan cada cuatro años. La última fue en 2017 y entre sus objetivos figuraba la relectura de la carta de identidad del movimiento y su actualización según las realidades vividas en cada zona. En aquella oportunidad, se redactó la mayor parte de la carta, aunque faltó el último punto, referente a una orgánica nacional. Esto es, una estructura que aúne los MJS de cada inspectoría del país.

 

Durante esta Asamblea Extraordinaria, se definió una Comisión Nacional del MJS común a las cinco inspectorías y se establecieron criterios comunes para la designación de sus integrantes. El acatamiento a las propuestas fue positivo en un 100%. También hubo momentos de presentación, oración, encuentro y compartir, desde las distintas realidades.

La Asamblea concluyó con una Eucaristía presidida por el P. Gabriel Romero, Inspector de Argentina Norte.

 

 


“Me parece que la intención de estructurar una orgánica nacional refleja las ganas que tenemos de que realmente funcione y de sentirnos un movimiento que trabaja en conjunto con el mismo objetivo (que son los jóvenes), bajo un mismo estilo (el estilo salesiano)”, remarcó Nicolás Urquiza, uno de los participantes.


 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO