Del 17 al 21 de septiembre se desarrolló en Cochabamba, Bolivia, el primer encuentro de formación en el marco del Proyecto de Fortalecimiento de Capacidades para Latinoamérica.


 

Las Oficinas de Proyectos y Desarrollo y los Centros de Formación Profesional de centro y sud- América iniciaron en el mes de mayo un camino de fortalecimiento para aprovechar y maximizar las capacidades existentes en la Congregación, a la par de tomar conocimiento de las experiencias de las distintas provincias religiosas, ONG’s salesianas y de actores externos que sirvan como modelo y estímulo del trabajo en red.

 

La propuesta surgió como iniciativa de la Oficina de Proyectos para Bolivia (OFPROBOL), que recibió a los representantes consagrados y laicos de las inspectorías salesianas, tanto en el “Taller de arranque” de mayo como en este Primer Encuentro. También tiene especial participación el Ministerio de Cooperación al desarrollo del gobierno de Alemania (BMZ) por constituirse en el organismo evaluador del proyecto a raíz de la colaboración financiera otorgada por la asociación alemana Don Bosco Mondo.

 

 

Durante los cinco días en que aconteció el primer taller presencial, los enviados inspectoriales de los Salesianos e Hijas de María Auxiliadora se capacitaron en temas de Planificación Estratégica y gestión de calidad. La disertaciones estuvieron a cargo de Juan Felipe Lizcano y Alex Villareal, de la Inspectoría de Medellín, Colombia. El centro de eventos Don Bosco – Fátima fue la sede que recibió a los delegados de los Centros de Formación Profesional y Oficinas de Proyectos de alrededor de 20 provincias religiosas.

 

 


 

Por Argentina Norte, en nombre de la Inspectoría “Beato Artémides Zatti”, participaron del taller:

  • Sofía Monserrat, Coordinadora de la OPD,
  • Miriam Arce, Coordinadora de Centros Educativos (por parte de los CFP’s),
  • Hno. Tomás Giampaoli SDB, designado por el Consejo Inspectorial.

 

 

Tras esta etapa inicial, las próximas instancias se desarrollarán durante 2019, con fechas a definir. Todo en vistas a mejorar el trabajo y el servicio de las áreas promotoras del desarrollo personal y espiritual en los destinatarios preferenciales: los jóvenes que desarrollan su vida en contextos vulnerables.

 

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO