Monseñor Angelelli, Mártir de la Iglesia

0
241

Monseñor Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja, comunicó mediante Carta Circular Nº 24/2018, el reconocimiento del “martirio en odio de la fe, padecido por Mons. Enrique Angelelli, los padres Carlos Murias y Gabriel Longueville, y el laico Wenceslao Pedernera.”

Conmovido, el Obispo riojano aseguró que fue el mismo Papa Francisco quien le compartió la noticia y lo animó “a comenzar cuanto antes los trabajos preparatorios para la oportuna beatificación de Mons. Angelelli y sus compañeros mártires.”

 


Texto completo de la Circular:

RECONOCIMIENTO DEL MARTIRIO DE MONS. ANGELELLI, LOS PADRES MURIAS Y
LONGUEVILLE Y EL LAICO WENCESLAO PEDERNERA

Mis queridos hermanos,

  Con gran alegría quiero comunicarles que el Santo Padre Francisco ha autorizado en estas horas la publicación del decreto que reconoce el martirio en odio de la fe, padecido por Mons. Enrique Angelelli, los padres Carlos Murias y Gabriel Longueville, y el laico Wenceslao Pedernera.

  Cercanos los 50 años del comienzo del ministerio pastoral riojano de Mons. Angelelli, vivimos este importante paso en el camino hacia la próxima beatificación de nuestros mártires riojanos.

   En sus palabras cálidas y paternales, al comunicarme esta hermosa novedad, el Santo Papa Francisco me animó a comenzar cuanto antes los trabajos preparatorios para la oportuna beatificación de Mons. Angelelli y sus compañeros mártires y me expresó su alegría que este próximo 4 de agosto en La Rioja tengamos esta hermosa noticia para celebrar la Vida que nos viene del Señor y que en Enrique, Carlos, Gabriel y Wenceslao fue entregada por amor a Dios y a los hombres.

  Muy conmovido de poder darles este anuncio tan esperado, agradezco a Dios que nos ha permitido como diócesis y junto a los Frailes Franciscanos Conventuales, acompañar este proceso canónico que puso de relieve la nobleza de la entrega de nuestros mártires, testigos con su sangre del Reino de Dios.

  En las próximas semanas podré comunicarles más detalles de la ceremonia de beatificación que compromete desde ya nuestra oración.

  ¡Dios bendiga a La Rioja y su Iglesia! ¡Dios bendiga al pueblo riojano!
  Los abrazo y bendigo en Jesús, nuestro Niño Alcalde y Buen Pastor.

 

La Rioja, 8 de junio de 2018
Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

+Padre Obispo Marcelo Daniel Colombo


 

 

Enrique Ángel Angelelli Carletti, Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville y Wenceslao Pedernera fueron asesinados entre julio y agosto del año 1976, en el marco de la última dictadura cívico-militar argentina, conocida como Proceso de Reorganización Nacional. Hombres de Dios, los unía una profunda amistad fundada en el amor a Cristo.

Monseñor Angelelli, nacido en Córdoba el  18 de julio de 1923,  ingresó al Seminario Metropolitano Ntra. Sra. de Loreto a los 15 años, se ordenó sacerdote en 1946 en Roma. Permaneció allí hasta licenciarse en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana y regresó a Córdoba por 17 años.

Su participación en el Concilio Vaticano II en 1962 y 1965 fue fundamental, aunque su fuerte compromiso social y las tensiones que se generaron a raíz del apoyo a las propuestas innovadoras de Angelelli provocaron su exclusión del gobierno eclesiástico.

Finalmente, fue enviado a la diócesis de La Rioja, donde asumió como Obispo el 24 de agosto de 1968. Durante la última década de su vida se dedicó a recorrer la provincia y ayudó a crear distintos sindicatos y cooperativas.

A la misma diócesis arribó Wenceslao Pedernera con su familia, en 1973, con el fin de prestar servicio a la Iglesia amenazada. El 25 de julio de 1976, mataron a Wenceslao en su casa, de 20 disparos.

Enrique Angelelli falleció víctima del Terrorismo de Estado el 4 de agosto de 1976, cuando regresaba de celebrar una misa en honor de los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville, asesinados el 18 de julio del mismo año.

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO