Roma. Hasta mañana, 24 de marzo, se lleva a cabo la asamblea juvenil que cuenta con más de 300 representantes de todo el mundo, con el fin de dar a conocer “su punto de vista sobre la realidad, sus ideas, su sentir y sus propuestas”. El documento que surja de esta reunión será presentado a los Obispos que participarán del próximo Sínodo sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, en octubre de este año.

“Les invito a que esta semana se expresen con franqueza, con total libertad. Lo he dicho y lo repito. Con cara dura. Son los protagonistas y es importante que hablen abiertamente. ‘Pero me da vergüenza, me va escuchar el cardenal’. Que lo oiga, está acostumbrado. Les aseguro que lo que digan será tomado en serio”, aseguró el Papa Francisco en su primer contacto con los jóvenes participantes de la Reunión pre-sinodal, el 19 de marzo pasado.

Finalizada la inauguración del pre-sínodo, los representantes de los 5 continentes y de todos los credos se dispusieron a llevar a la práctica el esquema de trabajo propuesto para estos días. El mismo, a la par de organizar el encuentro y pautar ítems esenciales para la redacción del documento final, indica la modalidad de trabajo (siempre grupal). Durante las jornadas, se trabaja y dialoga sobre las tres ideas centrales explicitadas en el esquema de trabajo:  

Primera parte: DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES DE LOS JÓVENES EN EL MUNDO ACTUAL

Dedicada a profundizar la situación real de los jóvenes de hoy, plantea cómo son las relaciones interpersonales y con la naturaleza, los artefactos, las problemáticas actuales. Busca entender el sentido de la existencia y mirar hacia el futuro.

Segunda parte: FE Y VOCACIÓN, DISCERNIMIENTO Y ACOMPAÑAMIENTO

Vinculada a la comprensión de palabras clave, tiene por objetivo final lograr la sintonía entre los jóvenes y el Evangelio. Las preguntas para el trabajo grupal se orientan a la relación jóvenes – Jesús, fe e Iglesia, vida y vocación.

Tercera parte: LA ACCIÓN EDUCATIVA Y PASTORAL DE LA IGLESIA

Este apartado pretende hacer que la juventud tome la corresponsabilidad con la Iglesia en su trabajo educativo-pastoral, buscando modos eficaces para anunciar hoy la Buena Noticia. Con este fin, se tratan cuestiones como el estilo de Iglesia que queremos lograr, jóvenes protagonistas, lugares a privilegiar (en el anuncio del Evangelio), iniciativas a reforzar e instrumentos a utilizar (lenguaje, modos).


Por último, también se invitó a los jóvenes de todo el mundo a participar y responder las mismas preguntas del esquema de trabajo, mediante un grupo de Facebook y utilizando varios #Hashtags.

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO