Familia Salesiana de Perú junto al Papa

0
212

Un sentimiento indescriptible ha sido el experimentado por la Familia Salesiana del Perú en las diversas reuniones que se realizaron estos días con el Papa Francisco. En la capital, Lima, y ​​luego en Puerto Maldonado, jóvenes, Salesianos, representantes de las misiones y de los pueblos indígenas acompañados por los hijos de Don Bosco han tenido la oportunidad de mostrar su afecto al Papa y escuchar sus palabras de esperanza y aliento.

En el primer día del Viaje Apostólico del Papa a Perú, el viernes 18 los muchachos de la Familia Salesiana se reunieron con muchos otros jóvenes católicos de la capital, a lo largo del camino por el que se esperaba que pasara el coche papal. Entre cantos y oraciones, los jóvenes prepararon la bienvenida al Papa exponiendo una gran estatua de María Auxiliadora. El Papa Francisco, por su parte, al pasar por la “Avenida Brasil” dio su bendición a todos los presentes. Para completar el día en fiesta, en la noche los mismos muchachos, acompañados también por el Provincial, Don Manolo Cayo, esperaron a que el Papa apareciera en el balcón de la Nunciatura. “Si este fue el primer día… ¿cómo será el próximo?” comentó con entusiasmo el Inspector.

De hecho, el segundo día contó con la participación salesiana aún más protagonista en el programa de la visita papal, gracias a la representación de Don Diego Clavijo, un misionero salesiano, y los diáconos de la etnia Achuar de Kuyuntsa, directamente presentes en la Eucaristía presidida por el Papa en Puerto Maldonado para todos los pueblos indígenas de la Amazonía.

En esa ocasión el Papa Francisco habló palabras muy claras a favor del respeto a los pueblos originarios de la Amazonía, que “nunca han estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora”, a causa del “neoestrativismo y la fuerte presión de grandes intereses económicos que dirigen su codicia al petróleo, gas, oro, los monocultivos agroindustriales, “y también a la “perversión de ciertas políticas que promuevan la conservación de la naturaleza sin tener en cuenta el ser humano y, en concreto, de vosotros hermanos amazónicos que vivís ahí “.

Y para darle las gracias por su presencia y la atención que el Papa ha dedicado a la realidad amazónica – destacó también la promoción de una asamblea especial del Sínodo de los Obispos para la región Pan amazónica en 2019 – Don Clavijo y los Achuar que lo acompañaron le ofrecieron una estola de colores y escribieron una carta al Santo Padre “para pedirle que promueva una Iglesia que nazca en la Amazonía, con sus propios ministros”.

Fuente: ANS

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO