Mendoza se vistió de fiesta

0
1189

El colegio Don Bosco de Mendoza estuvo de fiesta. Casa, escuela, patio, iglesia, ese fue el clima que se vivió el sábado 19 de agosto por la tarde, en la celebración de los 125 años de la fundación de la institución.

El encuentro comenzó a las 16:30 horas con un acto académico, en el que se contó con la presencia de autoridades y alumnos de los colegios Don Bosco de Mendoza, Eugenio Bustos, Rodeo del Medio, María Auxiliadora, San Pedro Nolasco e instituciones públicas y privadas. Luego prosiguió con los discursos del Hno. Sergio Gauna y del P. Inspector Gabriel Romero, resaltando la labor e historia salesiana.

Después el acto continuó con la bendición de las imágenes de Don Bosco y María Auxiliadora y de placas recordatorias. Seguidamente los chicos del último año del colegio llevaron en andas la imagen del padre y maestro San Juan Bosco, recibida con mucho afecto y alegría. Luego hubo un acto artístico en el que los chicos del nivel inicial bailaron con sus mamás folklore, ante la mirada atenta y palmas de la audiencia. Posteriormente la imagen de La Virgen de la Carrodilla llegó escoltada por los chicos y sus coloridas porras que la saludaban al compás de la música.
A continuación llegó el momento de la merienda para deleitar a chicos y grandes. Al mismo tiempo los animadores del Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) hacían la animación con cantos y juegos.

Finalmente y para cerrar la fiesta se celebró la Santa Eucaristía en el Templo San Juan Bosco precedida por el Padre Inspector. En la celebración se recordó y agasajó a los salesianos que, este año, cumplen especiales aniversarios de vida religiosa salesiana y de ordenación sacerdotal.

La institución salesiana de Mendoza abrió sus puertas como colegio el 1° de marzo de 1892, con el Padre Luis Botta (primer salesiano formado y ordenado sacerdote en la Argentina) como director, y cuatro salesianos provenientes de Chile. Hacia 1906 se coloca la piedra fundamental de la nueva Capilla sobre calle Rioja. Luego en 1931 el Padre Pedro Tantardini, conmovido por la niñez abandonada, inaugura el oratorio “La Virgen Niña” y el Oratorio “José María Videla” de Las Heras, hoy Oratorio Ceferino Namuncurá.

Fernando Russo
Ex alumno salesiano

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO