La comunicación es misión y la misión es comunicación

0
322

Ser comunicador atento y consciente, sabiendo que la presencia en Internet es uno de los signos de los tiempos que debemos acoger y utilizar como un regalo de Dios, fue el eje alrededor del cual se desenvolvió la Jornada Salesiana de Comunicación. Esta iniciativa, en su quinta edición, se celebró en la Pontificia Universidad Salesiana, Roma, los días 29 y 30 de abril y contó con la participación de 160 jóvenes en formación de la Familia Salesiana, donde profundizaron el mensaje del Papa por la 50° Jornada Mundial de la Comunicación Social.

Los invitados a la mesa redonda inspiraron el trabajo. La primera ponencia estuvo a cargo del P. Giulio Albanese, misionero Comboniano y periodista, fundador de “Missionary Service News Agency” (MISNA) y actualmente Director de “Popoli e Missione” y “Il ponte d’oro”; y la Srta. Rita Marchetti, Profesora de Teorías y Técnicas de los medios digitales en la Universidad de “Perugia”.

El P. Giulio invitó a los presentes a ser comunicadores alertas y conscientes: “a pesar del poder y la fuerza de la información, la verdad es que no sabemos casi nada de la aldea global. La información que nos llega está controlada, no siempre respetuosa de la realidad y la diversidad – y continuó – Ocupándome del periodismo y abriéndome a las redes sociales he descubierto una verdad: la comunicación es misión y la misión es comunicación”. Ha centrado la combinación comunicación-misión desde un punto de vista teológico: “Jesús es la Palabra de Dios que realiza aquello que anuncia (Dabar), y Él es la buena noticia de Dios para nosotros. Estamos llamados a anunciar y comunicar lo sucedido”.

La Profesora Marchetti mostró cómo la Iglesia es una realidad totalmente noticiable. La llegada de las redes sociales ha dado a la Iglesia la oportunidad de aumentar sus comunicadores que se cuentan por miles de usuarios, jóvenes, personas mayores, que operan y anuncian en la red.

Luego de las ponencias, el tema “Comunicación y misericordia” fue profundizado desde diferentes perspectivas en sesiones paralelas, desde temas de los refugiados; pasando por temas sobre los suburbios de Roma; los refugiados acogidos en Roma; los presos; y las víctimas de la trata.

El segundo día se dedicó principalmente a laboratorios que a través del análisis de los medios, ayudaron a los participantes a entender cómo los medios tradicionales como el teatro, el arte y la comunicación humana pueden comunicar la Misericordia.

Las palabras finales del P. Filiberto González, Consejero General para la Comunicación Social, invitó a los participantes en formación de la Familia Salesiana a ser sabios educadores y apóstoles intrépidos de los jóvenes, al igual que Don Bosco.

Fuente: ANS

SIN COMENTARIOS